Friday, March 03, 2006

Mr. Nobody

Una vez más siento la impotencia de ser un don nadie. Fui a correr pero no corrí como yo quería; me falto algo de aire o no sé qué mierda. Termino insatisfecho, como siempre, pensando en que algo va a pasar y que mi vida va a cambiar. Divago en si voy al cine porno, al metro, a la alameda o cualquier lugar que me de un poco de satisfacción. Que me haga sentir que soy alguien. Llego al cine y el puto de la entrada me pregunta por qué no había ido. Le digo que yo si tengo una vida; que tengo más cosas que hacer además de andar de puto. Me pregunta si fui a la Marcha Gay. Con una sonrisa y una mirada de desprecio le contesto: “No mames, yo soy puto de closet, que no se me nota”. Entro a la sala, mis ojos poco a poco comienzan a distinguir las siluetas de los asistentes. Las mismas imágenes de mierda, el mismo olor a putería. Detesto ese olor a soledad, a frustración. No sé cómo decirlo pero me imagino que alguna vez lo has sentido. Una vez acostumbrado a la luz de la pantalla veo a dos putos mamando verga. Son tan feos los infelices que es la única explicación que encuentro para que estén aquí. Los dos son jóvenes, no rebasan ni los veinte años; pero eso que más da. Me siento y disfruto como nunca las mamadas que se están dando. ¡Dios mío qué rico! Me imagino que somos Ricky y yo. Me saco la verga y me la empiezo a jalar hasta que me vengo. ¡ahhhhhhhhhhhhhhh! Subo al baño y ahí está una <> quien me pregunta la hora. Le digo que no me esté chingando.
- Yo no soy puto. O qué, me viste cara de puto. Cuál es tu pedo. Por qué me hablas. Yo no hablo con putos- le dije amenazante.
Me ve con cara de miedo y me ofrece un cigarro. Y le vuelvo a gritar:
- Pinche puto. Ya te dije que no quiero nada contigo. A lo único que vengo es a mear. Y mejor lárgate. De seguro lo único que quieres es verme la verga. Típico de los putos como tú.
No me contestó nada. Verdaderamente no entiendo por qué habiendo tantas mujeres, hay tanto puto por ahí buscando un pedazo de carne. Cuál es la pinche satisfacción. Me imagino que este va a decir que lo violaron y por eso ahora es <>. Y como todavía seguía ahí que le pregunto y me empieza a contar su vida. Pues sí, fue violado por un tío y que su papá lo maltrataba; su madre lo odia y lo de siempre.
- Y nada más por eso te volviste puto -le dije- No mames. Eso no es nada con lo que yo he pasado.
- ¿Qué te pasó? –me pregunta.
-Te vale madres –le dije- y no me estés chingando. Los putos como tú no deberían existir o deberían estar en la cárcel.
Se ríe y me enseña las nalgas. Qué nalgas dije entre mi.
-Qué te pasa puto de mierda –grite- ve y enséñale las tepalcuanas a el más viejo de tu casa.
Acabo de mear y me salgo en chinga a la calle. Camino despacio, me muevo lento, distante, tratando de ver qué me pasa, qué traigo dentro. Quién soy. Qué tengo. La puta respuesta es la misma: nada. Sólo soy un looser, un cabrón. Simplemente soy mr. nobody.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home